Andrés Aniorte

Donaciones en vida en Torrevieja, o cuando la crisis puede llegar a ser una ventaja

Andrés Aniorte - Donaciones en Vida en TorreviejaUna de las circunstancias de la vida más duras para una familia es cuando acaece el fallecimiento de uno de sus miembros. Si además seguidamente se encuentran con un problema de índole legal, derivado de una donación hecha en vida, la cosa puede llegar a tomar tintes trágicos. Una de las causas que pueden llevar a estos problemas es la de los regalos, y al respecto, no puedo evitar acordarme de unas donaciones en vida en Torrevieja, que tuve ocasión de tratar profesionalmente.

Para que cualquiera pueda entender el concepto, una donación es un regalo. Una entrega que alguien hace a otra persona sin recibir nada a cambio. Por supuesto, el donante puede poner condiciones, hecho que puede traer problemas y diferencias de interpretación e incluso, en casos poco frecuentes, es posible revertirla. Podemos además hablar de una  donación de dinero, derechos, o cualquier tipo de bienes.

Puede ver se claramente la diferencia con una herencia. El donante debe estar vivo para poder hacerla. Quien quiere regalar algún bien o cantidad de dinero, debe realizar las donaciones en vida.

Sin embargo, la mayor parte de los problemas relativos a bienes donados, surgen posteriormente. Llega el momento en que inevitablemente, el donante fallece, y es común que existan legitimarios, es decir, herederos forzosos a quienes el donante, debía dejar obligatoriamente una parte de sus bienes.

Es entre estos legitimarios entre quienes suelen aparecer rencillas y peleas, especialmente cuando tiempo atrás, han recibido como donación algún bien del causante. Estos regalos especialmente cuando hablamos de donaciones en vida de viviendas, pero no sólo esos casos, hay que hacerlos con sumo cuidado para evitar posteriores riñas familiares.

Donaciones en vida en Torrevieja:

 

Recuerdo perfectamente un asunto que tuve oportunidad de resolver en esta ciudad. D. José Antonio G.J., hombre trabajador y que gustaba de ahorrar pensando en el futuro, tuvo la habilidad y saber hacer de conseguir un pequeño patrimonio con el que, así lo esperaba, darles cierta tranquilidad a sus 3 hijos cuando él falleciese.

Donaciones en vida en Torrevieja

Entre esos bienes conseguidos con sacrificio y esfuerzo, estaban dos pequeños locales sitos comerciales en una estupenda zona de nuestra localidad. Su intención era arrendar estos locales a empresas y tener unas rentas extras que ahorrar. En ello estaba cuando su hijo, D. José G. D., persona emprendedora y activa, decidió comenzar un negocio en el que había depositado grandes esperanzas.

Necesitando un lugar donde realizar su actividad, y dado que los contratos de alquiler de los referidos locales ya habían vencido, D. José preguntó a su padre la posibilidad de alquilarlos él mismo para su negocio, pagando las rentas que su progenitor quisiese pedirle.

Sin embargo, D. José Antonio viendo la ilusión de su hijo y lo viable del proyecto, y siendo muy consciente de las dificultades económicas que el inicio de cualquier actividad empresarial, y ésta en concreto, conllevaba, decidió otra solución. Para ayudar a D. José G. D., decidió regalarle los dos locales comerciales.

Estas donaciones en vida en Torrevieja se llevaron a cabo siguiendo todos los trámites legales establecidos. Se elevaron a público mediante su correspondiente escritura, en la que el hijo aceptó la donación. Seguidamente, y tras hacer frente a sus obligaciones tributarias, se inscribieron en el Registro de la Propiedad correspondiente.

Permítanme hacer un pequeño alto en la historia para incidir en estos detalles: Las donaciones deben ser aceptadas, y las donaciones de bienes inmuebles, deben serlo mediante escritura pública. La aceptación puede llevarse a cabo en la misma escritura pública o en otra, pero siempre debe comunicarse fehacientemente al donante. Es importante, porque de lo contrario, puede darse el caso de que la donación no haya sido válida. Nuestra donación en este municipio, además, como en todos los casos, tributa en el Impuesto de Donaciones, que debe ser liquidado en la correspondiente agencia tributaria autonómica.

En el caso que tuve ocasión de seguir, las cosas se hicieron correctamente. Mis clientes cumplieron con sus obligaciones fiscales y las escrituras se formalizaron e inscribieron de acuerdo con lo que la Ley prescribe. No fueron esos los problemas, ni surgieron en ese momento.

Cuando el donante fallece:

Nuestras donaciones en vida de padre a hijo parecían un asunto terminado y finiquitado hasta el momento en que el donante, D. José Antonio G. J., falleció. Su testamento no revestía de especial complicación, ya que sus 3 hijos, legitimarios, recibían sus bienes a partes iguales, y su esposa había fallecido con anterioridad, por lo que no se daba el caso de encontrarnos con la legítima del cónyuge.

El problema surgió cuando afloraron viejas rencillas entre hermanos. Y es que recordaban que su fallecido padre, había donado los dos locales a D. José G. J..

Por supuesto, ya he comentado que el testamento estaba bastante bien redactado, y que esa donación, tal y como se establece en el Código Civil, se había tenido en cuenta, de modo que las legítimas de los otros dos hermanos, es decir, la parte de los bienes de la herencia que les tocaba, estaba acrecentada con respecto a la de D. José, para compensar la donación efectuada años atrás.

Sin embargo, sus hermanos no estaban conformes. Los dos inmuebles donados, los locales comerciales, si bien no eran muy grandes sí que estaban situados en una zona muy buena de la localidad. Los hermanos exigían que se trajesen a colación y fueran también objeto de reparto.

Valor de las donaciones en vida en Torrevieja

La postura de los dos hermanos díscolos era que esos locales, en el momento de la donación, tenían un precio especialmente elevado, debido sobre todo a su situación. Y en su opinión, el precio que se había tenido en cuenta a la hora del reparto de la herencia era muy inferior al que ellos estimaban.

Debido a lo enconado de la situación, y a la falta de acuerdo entre las partes, D. José acudió a nosotros para defender sus intereses, porque sus hermanos le reclamaban ya judicialmente los consabidos locales donados.

 

La conclusión del caso de donaciones en vida en Torrevieja:

El asunto de las donaciones en vida y la legítima llegó a buen término, como no podía ser de otra forma. El Código Civil establece que en una herencia, cuando un bien donado se trae a colación, no será el propio bien sino su valor el que se tenga en cuenta, y éste se calculará en el momento de traerlo a colación, no en el de su donación.

Nadie ignora que tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, los locales han sufrido un descenso de precio que, en muchos casos, ha sido significativo. Al calcular el valor de los locales a fecha de la herencia, el mismo fue significativamente beneficioso para D. José G. D., quien se ahorró no menos de 30.000 € respecto de las pretensiones de sus hermanos, que insistían en repartir los locales o bien calcular su valor en el momento de la donación. Es por ello que conviene estar bien asesorados por un abogado especialista en donaciones y sucesiones.

Andrés Aniorte

Andrés Aniorte

Se licenció en Derecho para terminar por especializarse en Derecho de Familia y Sucesorio. Ha realizado varios Másteres en Derecho Patrimonial Internacional que complementan su formación y con los que ha visto enriquecida su especialización. Su alto nivel formativo lo cualifica para trámites relacionados con la división sucesoria, la gestión patrimonial, las particiones patrimoniales y la división de herencias.
Andrés Aniorte

(Admitimos casos de Pilar de la Horadada, Rojales, San Miguel de Salina, etc. (Vega Baja))

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>